Cowboy

Nunca me había gustado que me abrazaran, nunca hasta entonces. Apreciaba y escurría cada segundo y milímetro de ese abrazo como si supiera que nunca iba a sentir una sensación mejor que ese alivio descansado, reposado, tus ojos tiernos mirándome, sin otra intención que cuidar de mi, como nadie había hecho hasta el momento. Me alegro que haya acabado, que dejaras de abrazarme: porque cuando algo bonito llega a su máximo, ya solo puede morir.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s